Lamuniere el Caballero de la Montaña, cumple 100 años

Andrés Lamuniere el Caballero de la Montaña, cumple 100 años :
Hoy, desde el Club Andino Bariloche, queremos homenajear a nuestro Socio Honorario y vitalicio, don Andrés Lamuniere, quién cumple 100 años !!
Y deseamos hacer pública nuestra admiración y respeto a una persona que ha sido muy importante en esta Institución.
Para los que no lo conocen, les contaremos un poco su vida:
Andrés nació el 14 de Diciembre del año 1922, a unos kilómetros de Bariloche camino a LLao LLao, cerca de la Escuela Cardenal Cagliero, por la península San Pedro.-
Pero a poco de nacer, sus padres se mudaron a la tradicional dirección que lo conocimos siempre, en la calle 24 de Septiembre, en la primera cuadra, allí pasó sus primeros años, parte de su adolescencia, se casó, tuvo sus hijos y allí está hoy. Conocen esa casa ?, tiene un cerco vivo bien grande, un patio frondoso, la casa es de madera, con tejuelas, es inconfundible.-
Y a escasos metros está el arroyo Sin Nombre, también llamado arroyo del Molino, hoy mayormente entubado, allí jugaban, se bañaban, con los pocos vecinos que había, y ni hablar que tenían el bosque allí nomás, y las laderas del cerro Otto, solo para ellos…todas las frutillas para ellos, todo el campo de las margaritas y todo el paisaje. No había más casas, Bariloche tenía muy pocos habitantes, era una aldea.-
Su primera lengua fue el Francés y, para poder ir al colegio primario, tuvo que aprender el español, pasó por el Colegio alemán, y fue uno de los primeros alumnos …de la Escuela Nro. 16.
Su relación con la montaña comenzó desde muy chico, con sólo 11 años, lo invitaron a subir al cerro Ñireco. Esta experiencia, más la vista desde su cumbre, lo marcaron para siempre, y esta actividad se volvió una de sus favoritas por muchos años.
Con 20 años, en Mayo de 1943, Andrés se asocia al CAB, le dieron el número 595 de socio. Nuestro club recién tenía 12 años de vida.-
Y fue un activo participante de las salidas a la montaña, era la época donde se estaban haciendo las picadas, las tradicionales sendas por los cerros de la zona que hoy disfruta tanta gente, si habrá macheteado Andrés !! muchas montañas
no tenían nombre, todo estaba por hacerse y recién se empezaban a construir los primeros refugios.-

Colaboró incansablemente en los anuarios del CAB, integró varias subcomisiones, y fue miembro de la Comisión Directiva por muchos años y en diferentes puestos. Llegó a ser Presidente del CAB y fue nombrado Socio Honorario.-
Pero…si nos ponemos a pensar…cuantas cosas ha visto Andrés hasta hoy, no ?
Toda la transformación de nuestra ciudad : Bariloche. El cambio de la pequeña colonia agrícola, pasando por ser una aldea, hasta llegar a ser la importante ciudad turística que es hoy.
Y muchos acontecimientos mundiales y nacionales. Sólo en esta zona : la llegada del tren, el inicio de Parques Nacionales, la crisis desde el 1929 hasta 1934, la llegada de la electricidad, de los primeros automóviles, el famoso aserradero de Capraro, la construcción del Centro Cívico, de la Iglesia Catedral, las escuelas, los primeros caminos, muelles, puertos, barcos, toda la actividad agrícola-ganadera y muchas cosas mas.-
Y acontecimientos sociales, viendo pasar a muchos presidentes de Argentina, Gobernadores…Intendentes de nuestra ciudad, participando en decenas de votaciones, hasta no hace mucho…
Pero también, desde la fundación del Club Andino Bariloche, vivió activamente la construcción de muchos refugios de montaña, el Frey, el Jakob, el Otto Meiling, el Dormilón, la Laguna Negra, el Ñireco, el Neumeyer…todo el inicio y la transformación del Cerro Catedral hasta lo que es hoy : uno de los centros de esquí mas importantes de Sudamérica, los primeros pasos del esquí, las grandes nevadas…las expediciones a muchos cerros, con sus logros y derrotas, toda la época de oro del montañismo romántico…donde, para llegar solo a la base de alguna montaña de la Patagonia, era toda una aventura, todo un desafío…y aquí, se iba descubriendo muchos rincones de la zona, explorando, subiendo muchos cerros por primera vez.-
Y conoció a tantos personajes de la montaña…por nombrar solo a algunos : don Emilio Frey, Otto Meiling, los Knapp, los Rosenkjer, el Negro Ezquerra, Antonio de Pellegrin, los Sonntag del cerro López, Enzo Mancioli, los Luhrs, los Enevoldsen, Manolo Puente, Carlos Oertle, Augusto Valtmijana, Vislao Arko, Emilio Hernandez, José María Iglesias, los Guthman, los Baratta, Carlos Bottazzi, los Frattini, Pedro Strukelj, Hugo Jung, Vicente Ojeda…y tantos otros…cientos
Algunas anécdotas, y mas datos :
Compartir las reuniones en el Club Andino con Andrés Lamuniere, era saber que, para cada problema, él tenía una mirada diferente, y hemos participado de muy

buenas discusiones. Pero nunca lo vimos enojado, nunca lo oímos decir algo fuera de lugar…un Señor sin duda….siempre calmo, reflexivo…y vaya que hubo grandes temas y grandes discusiones en muchos momentos de nuestro Club…la costanera, los medios de elevación del catedral, el equipo nacional de esquí, los refugios, las expediciones, las escuelas de montaña etc.
Ahh, no nos olvidemos que Andrés fue uno de los primeros locutores que tuvo la ciudad, en la recordada LU8, que tuvo la Dulcería Lamuniere, un negocio familiar junto a su esposa Ellen., que le gusta el brigde, el ajedrez, la lectura, y todavía tiene una memoria fantástica, ir a charlar con él es quedarse horas…se hace de noche…y ni te das cuenta…
Su casa fué la sede central de muchos jóvenes montañistas pidiendo consejos, hablando de cumbres, contando sus sueños…mas sus hijos: Schnucky, Chulengo y Andi: montañistas, guias, refugieros….en un momento era como la segunda sede del Club Andino Bariloche….camadas de jóvenes escucharon sus consejos….los pusieron en práctica, y luego se los enseñaron a sus hijos…y la enseñanza sigue…y continúa hoy…
Conocen la travesía 4 lagunas?, en realidad le cambiaron el nombre, pero no se llama así…siempre fue la famosa “ LOPEZ-PAMPA LINDA”, y durante décadas, si uno la lograba hacer, se transformaba ya en un caminante hecho y derecho, luego de recorrer los refugios y algunos cerros, esta travesía era la prueba de fuego. Bien…don Andrés la hizo en poco mas de un día….pero con un detalle : no había ninguna picada ni ninguna marca….corría el año…1949…..
Muchas de estas travesías y exploraciones están en los anuarios del CAB, vale la pena leerlas, pensemos que hacían todo con pocos recursos, con escaso equipo y sin embargo, cuando se juntaban con un solo objetivo iban, exploraban, repetían, con una persistencia a prueba de todo. Una de las últimas? El Cordón de los Fundadores, en la zona del brazo Blest del Lago Nahuel Huapi.-
Conocen el paso de Andres ??, muchos aprendimos a caminar sin cansarnos, comenzando en forma lenta y luego alargar el paso, sólo copiando como lo hacía él, y es infalible, la técnica del mismo paso, caminando por horas y horas prácticamente sin cansarnos. Esta técnica se hizo popular, y nos acompaña semana a semana.-
Aprendan a observar !!, era su constante premisa. Durante muchísimos años, para subir los cerros o hacer alguna travesía, era normal el llevar el machete en la mochila, con picadas recién abiertas, sin las marcas que hay ahora, en muchas salidas terminábamos perdidos, y allí venía Andrés, se ponía delante de la fila, y era el especialista en volver a encontrar la senda, nos mostraba las cañas cortadas, las marcas en los árboles, nos enseñaba a machetear y a reconocer la zona estando en pleno bosque y a orientarnos a la ida, y también a la vuelta.

Cómo se llama este cerro?, como se llama aquel otro ?, qué arroyo cruzamos ?, que lago se vé allá ? lo mismo que usar y entender los viejos planos del Instituto Geográfico Militar de la época…es que no había otra cosa, no existía el celular, las aplicaciones actuales, el GPS…cada salida era una aventura, y ahí estaba Andrés para enseñarnos. Luego llegaron las marcas, demasiadas marcas, en especial de color rojo, y la aventura desapareció.-
Una vez le pidieron que dijera…en pocas palabras, que espera al llegar a un refugio de montaña y dijo: “ poder sentarme y tomar una taza de té…si es grande, mejor “
Su filosofía es especial, considera que la montaña nos transmite el conocimiento de la fuerza, la capacidad y las limitaciones que tenemos, por eso nos permite conocernos a nosotros mismos. Hay que saber disfrutar la naturaleza que nos rodea, y no tener como único objetivo llegar a la cumbre.
Por eso – para Andrés – el montañismo es una Lección de Vida.-
Podríamos hablar mucho mas de él, fue y es todo un personaje, todo un señor…perfil bajo, humilde, sencillo, todo un caballero, siempre dispuesto a ayudar sin pedir nada a cambio.-
Salud Andrés !!!!…
vaya si diste cátedra….vaya si dejaste huella….Felices 100 años !!! Ronald Monrás

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.