Pirotecnia Cero, para que nadie sufra mientras otros festejan

Cada año, durante el mes de diciembre, se refuerzan las acciones tendientes al lograr el NO uso de pirotecnia. Desde el municipio, además se ha trabajado para concientizar sobre el impacto del ruido en la comunidad y principalmente en las personas con trastornos sensoriales.

Ambas cuestiones podrían parecer obviedades, pero la realidad demuestra que aún hay mucho por hacer para llegar al objetivo de que tanto la pirotecnia como los ruidos molestos dejen de ser un problema que nos afecta como sociedad.

Para muchos la pirotecnia es considerada aún sinónimo de fiesta y alegría, pese a que perjudica la audición, la salud y el bienestar de la población en su totalidad y, en especial a personas con autismo, asperger, trastornos sensoriales, niños pequeños, adultos mayores, mascotas y medio ambiente.

Las personas con autismo reciben todos los sonidos con la misma intensidad y al mismo tiempo, lo mismo les sucede a quienes padecen trastornos sensoriales. Existen testimonios de personas que describen la pirotecnia como estar en un bombardeo. Hay familias que terminan encerradas en un baño conteniendo a sus hijos por la crisis que el efecto de la pirotecnia les genera

A nivel federal el estado y las organizaciones se han trazado el objetivo de que la pirotecnia sea prohibida por ley nacional, porque causa riesgo de incendios, porque altera a mascotas y animales silvestres, porque muchos niños y adultos resultan con graves heridas por su uso, porque quienes padecen trastornos sensoriales sufren inmensamente con cada detonación y porque daña al medio ambiente.

Son muchos los motivos por el que debemos decir NO a la pirotecnia a los que hay que agregar la ordenanza local Nº 676-CM-06 que prohíbe su uso, comercialización y fabricación imponiendo sanciones a quienes incumplen.

Es a la conciencia y a la solidaridad de la comunidad a lo que, desde esta área, apostamos más allá de las medidas sancionatorias que al estado le incumbe aplicar y que se han puesto ya en marcha severamente desde la Secretaría de Fiscalización municipal.

Pirotecnia cero debe ser un objetivo que todos como comunidad abracemos, sintiendo empatía por quienes sufren mientras otros festejan.

Elegir otras formas de celebrar es el primer paso, con luces, con colores, pero sin estruendos.

Recordamos que se puede denunciar llamando al 103 de protección civil o al +54 9 2944 61-6595 de Inspección General

Pirotecnia Cero es una invitación a ser parte de un mejor fin de año para toda la sociedad porque evitar el uso de pirotecnia puede cambiar por completo la vivencia a muchas personas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.